La decoración de comedores pequeños es todo un arte. Conseguir que un comedor minúsculo parezca más grande, sobre todo si comparte espacio con el salón, puede convertirse en algunas ocasiones en misión imposible. Pero no desesperes, conseguir que tu comedor pequeño y diminuto sea funcional y bonito es posible, ¡te explicamos cómo!

Cuestión de colores: paredes con tonos neutros

Los colores neutros son la opción perfecta si quieres conseguir que tu comedor parezca más grande y luminoso. Blanco, grises y colores pastel, pueden ayudarte a conseguir un aspecto óptico inmejorable, incluso cuando estamos hablando de comedores diminutos.

Muebles funcionales que se adapten al espacio y las necesidades

¿Cuántas personas viven en casa? Hacerse esta pregunta es básico en la decoración de comedores pequeños. Si vives solo o compartes pìso con tu pareja, quizás no necesites una súper mesa que ocupe mucho espacio. Puedes optar por mesas extensibles, mesas abatibles o mesas plegables que puedas desmontar en un momento. Otra opción, es la de tener una barra americana o barra donde comer cuando estéis solos y guardar alguna grande para ocasiones especiales con invitados. De esta forma, optimizarás al máximo el espacio de tu comedor.

Espejos para ampliar el espacio

Puedes conseguir un efecto de amplitud colocando un espejo grande en la pared. Los espejos son ideales en la decoración de comedores pequeños ya que consiguen que una habitación diminuta se amplíe y gane luminosidad