Las filtraciones pueden ser un acto de presencia cuando menos lo esperamos en cualquier punto de la casa, cuando menos lo esperamos, afectando techos pareces y suelos. Si no contamos con la inpermeabilizacion adecuada, el agua conseguira filtarse en el interior de nuestros hogares, deteriorando pintura, metal , paredes y todo aquello que encuentre a su paso, pudiendo llegar a oxidar vigas y los pilares, afectando con gravedad a la estructura del edificio.